martes, 22 de noviembre de 2016

YA EMPIEZA A OLER A NAVIDAD

Ya sabéis que soy una jengibre-adicta
El otro día pensé en probar a hacer galletas de jengibre . Nunca he sido muy de galletas pero éstas me han llamado siempre la atención y parece que ahora más . Busqué recetas y encontré una que dije :" esta receta no puede ser muy complicada para una principianta como yo" Asi que: manos a la obra!!! Y éste fue el resultado . Algo ordinarias jajaj pero para ser mis primeras galletas ,no están nada mal !!
Aquí os pasó la receta por si os animáis .

INGREDIENTES
  • 275 gramos de harina (nosotros utilizamos de centeno integral)
  • 75 gramos de azúcar moreno
  • 1 cucharadita de bicarbonato
  • ½ de cucharadita de sal
  • 1 cucharadita y ½ de jengibre molido (o fresco)
  • ½ cucharadita de canela molida
  • ¼ de cucharadita de clavo molido
  • 50 gramos de aceite de oliva virgen extra
  • 50 gramos de leche de avena
  • 50 gramos de sirope de agave
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla (opcional)

INSTRUCCIONES
  1. En un bol mezclamos los ingredientes secos: la harina, el azúcar, el bicarbonato, la sal y las especias.
  2. En otro bol mezclamos los ingredientes líquidos: el aceite, la leche de avena, el sirope de agave y el extracto de vainilla.
  3. Mezclamos los ingredientes secos con los líquidos hasta que queden bien integrados y obtengamos una masa compacta que sea ligeramente pegajosa pero que no se quede pegada a los dedos, si no, será muy difícil de trabajar. Puede que tengáis que añadir más o menos harina en función de la que utilicéis. Si se os queda muy seca, podéis echarle un poquito más de leche. Como no lleva huevo, podéis probar la masa sin miedo y rectificar el azúcar sin problema.
  4. Envolvemos la masa en un papel film y la dejamos reposar en la nevera durante 1 hora.



  1. Sacamos la masa, la estiramos con la ayuda de un rodillo hasta que tenga aproximádamente medio centímetro de grosor, la cortamos con el corta pastas y ponemos nuestras galletas en una bandeja con papel para hornear.


  1. Horneamos las galletas durante unos 8-10 minutos o hasta que estén doraditas con el horno (previamente precalentado) a 175 grados, en la altura central con calor arriba y abajo. Cuando estén hechas, las sacamos, las dejamos unos 2 minutos y las pasamos a una rejilla hasta que estén totalmente frías. Cuando las saquéis del horno puede que estén un poco blandas, pero se endurecen al enfriarse.

CONSEJOS: 

Me encanta el jengibre pero cucharadita y media quizá es demasiado . El clavo yo creo que también es demasiado . Poco o nada ( es muy fuerte ) y luego .. leer bien la receta jajaj! Yo las dejé de 1 cm o más así que a pesar de enfriarse , me quedaron ALGO blandas

Feliz miércoles! 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

CAQUEXIA O EL ENEMIGO INVISIBLE

Buenos días familia. Muchas veces os he hablado de los terribles efectos secundarios por los que tenemos que pasar los que ya estamos pas...